¿Hay que replegar el toldo en caso de tormenta?

Ya sea para una ventana, una terraza o un cobertizo, los toldos necesitan un mantenimiento regular para conservar su calidad. Aunque su objetivo sea proteger su casa de las inclemencias del tiempo, a veces es necesario resguardarla en caso de una fuerte tormenta.

¿Por qué hay que poner un toldo a cubierto en caso de tormenta?

La resistencia del toldo depende principalmente del material con el que esté fabricado. Puede encontrar el toldo de sus sueños haciendo clic en www.toldos-en-stock.es.

 

Si el toldo es de PVC o metal, es más duradero. Este tipo de toldos puede resistir cualquier prueba. En cambio, un toldo de lona es más frágil. En caso de fuertes tormentas, el tejido puede agrietarse. Por lo tanto, es mejor guardarlo en el interior de la casa en cuanto se prevea una tormenta.

 

Independientemente del material utilizado, los daños en los toldos no son infrecuentes después de una fuerte tormenta. Si no está seguro de la calidad de la fijación, siempre es aconsejable retirarla antes de que lleguen los vientos fuertes.

¿Cómo mantener su toldo para que sea más resistente?

Los toldos de lona son unos de los más populares del mercado. Si se mantienen adecuadamente, pueden ser eficaces y de muy alta calidad.

 

En primer lugar, debe saber que un toldo no funciona bien si se instala de forma incorrecta. Si está demasiado apretado, el tejido puede agrietarse. Además, un tejido mal estirado tendrá arrugas que pueden resultar desagradables a la vista. Además, el tejido debe estar bien ventilado para evitar la aparición de moho.

 

Hay que tener en cuenta que la condensación puede provocar fugas de agua en caso de lluvia. El agua también puede bajar por el marco si éste es de PVC. Para reducir el riesgo de fugas, un consejo es eliminar las bolsas de aire que pueda haber bajo el techo.

Consejos para guardar bien el toldo

Como se ha mencionado anteriormente, lo mejor es guardar el toldo en caso de lluvia intensa. Hay algunos trucos que puede utilizar para doblarlo y evitar que se dañe.

 

Para que el tejido del toldo conserve su flexibilidad, asegúrese de variar la forma de doblarlo. Es aconsejable evitar colocarlo en un suelo mojado por el rocío para evitar el moho. Si tiene que colocarlo en el exterior, elija una zona seca. Lo mejor es almacenar este artículo en una habitación grande, bien ventilada y seca.

 

Casa de diseño: ¿Cómo ocultar las persianas en invierno?
Pérgola bioclimática: disfrute de su terraza al 100%